¿Es la perseverancia un valor importante para el escritor?

Pienso que si. Aunque, la mayoría de las veces experimento un tiempo en el que parece que todo se ha detenido. Sin importar lo duro que trabaje o que todas las puertas se me cierran y que no se están abriendo puertas nuevas. Terminamos en un desierto estancado de frustración y confusión.

Todo cuesta en esta vida: trabajo, esfuerzo, dinero, porque nada caerá del cielo. Y, aunque dedico amor y pasión a un proyecto, ese pequeño bebé, como yo le llamo, necesita mi cuidado, mi atención y trabajo, horas de desvelo, tiempo, antes de verlo nacer.

Soy perseverante, aunque en el camino y antes de que ese sueño se haga realidad, experimente rechazos o negación.

No obstante, seguiré luchando y perseverando, hasta que mis sueños se hagan realidad no me dejaré vencer por los obstáculos, por más grande que sean.

Creo que la perseverancia es la clave para triunfar como escritor, en nuestra vocación literaria. Estoy de acuerdo en que son muchos los obstáculos que se nos presentan, pero debemos confiar en nuestro talento y amor por la literatura, para poder llegar a realizar nuestro sueño de publicar y tener muchos lectores.
Yo soy madre de dos pequeñas, esposa, trabajo en una biblioteca y además en casa, y el dinero no me sobra. Apenas tengo tiempo para escribir mis novelas, en mi familia nadie me apoya, y aún así, sigo perseverante, luchando por lograr mi sueño de ser una gran autora.

Así es, de acuerdo contigo.Sin desmayar, pase lo que pase. Aunque no nos apoyen, mas en mi caso, aunque nadie me entienda, que escribir es más que una pasión, una aventura, un desahogo, una liberación. Ese sueño de ser la escritora que tenemos en el corazón se hará realidad. Perseverancia. Clave importante, entre otras.

Estoy de acuerdo contigo. Un saludo para tí. ¡Y más éxito en tu carrera!

1 me gusta

¿Quién iba a decir que el lema del navío en el que me hice marino iba luego a regir mi vida como escritor?

Y es justo de lo que trata este hilo: «No quien comienza, sino quien persevera».

Es un lema muy idóneo para jóvenes cadetes que, al comienzo de sus carreras, realizan su bautismo de mar en un buque tan magnánimo como ese. Y, también, para inocular paciencia a gentes del siglo XX y XXI, tan acostumbradas a la inmediatez, porque viajar a vela es sinónimo de lentitud, de momentos de calma chicha, de tormentas en la senda… Pero, si se persevera, siempre se llegará a buen puerto.

Y ahora, con la metopa de ese barco en la pared de mi estudio y la reproducción en bronce de su mascarón de proa en mi escritorio, escribo y persevero, persevero y escribo.

¡Animo Olinka!
image

1 me gusta

Atinado y puntual discurso de la perseverancia! Gracias, Esteban, fue de gran bendición. ¿Rendirse? No es una opción.

1 me gusta

Regla fundamental es para alguien que escribe esta de la perseverancia. Sin ella, ¿cómo vas a escribir un libro, o dos, o seis, o veinte…? Y además, a propósito de lo que dice esa chica más arriba, Marialina, «en mi familia nadie me apoya…», puedo citar esto:

En cuanto a lo que piensan los familiares, es proverbial el desinterés de las personas cercanas al escritor en lo que toca a su trabajo. No esperes encontrar solidaridad en quienes te rodean, ni casi interés en tus labores. De los padres no diré nada, puesto que para padres y madres lo más importante son sus hijos y todo lo que hacen les suele parecer bien, pero tu mujer (o marido), tus hermanos, tus tíos, tus primos…, se negarán en redondo a leer lo que escribes, no te harán ni caso y en ocasiones te contemplarán como si te hubieras vuelto loco. Cuenta con ello. No diré que no haya excepciones, pero suelen ser las menos.

Hasta el mismo Baroja dice algo por el estilo en el prólogo de Aviraneta :

Yo protesté de esta idea despectiva, que en general suele tener la familia del talento literario de sus miembros. Realmente se puede creer sin dificultad que un pariente sea un buen carpintero, un buen abogado, un buen médico, pero que sea un buen escritor es cosa inaceptable, a no ser que haya muerto hace bastantes años.

Está copiado de uno de mis libros (ESTE), en el que (¡vaya atrevimiento!) quería dar ideas a los que quieren escribir en serio.

1 me gusta

Además de la perseverancia le agregaría la organización. Hay que construir sobre bases solidas para evitar perder el foco.
A mi sirve elaborar primero un bosquejo general de la historia, establecer una cantidad estimativa de paginas, luego de capítulos e imponerse una cantidad mínima de hojas escritas por día. El hecho de que haya algún día que no pueda cumplir (por el motivo que fuere) no me desanima. Pero trato de que al otro día sí pueda cuimplir para mantenerr la base de trabajo que me plantee inicialmente.
A mí esta modalidad me ha dado resultados satisfactorios!

Hablando de perseverancia, con la llegada del rover a Marte no pude resistirme a escribir esto. Para mí la perseverancia es la base de todo. Y lo aprendí de jovenzuelo…

Considero que la perseverancia debe ir de la mano con la pasión por escribir, que te sientas inspirado y transportado a un mundo que tu creas, que tu espíritu se distraiga y se divague, en ese mundo de ficción o realidad que estas creando, que te sientas creador de algo importante. Si tienes todos esos elementos, entonces siempre perseveraras sin importar los desánimos, los obstáculos. Porque lo que haces para ti es importante, y te provoca mucha satisfacción.