¿Escritores planificadores (mapa) o improvisadores (brújula)?

Generalmente se habla de los escritores de brújula y los escritores de mapa. Y tendríamos una tercera categoría, que es el escritor 50/50.
El escritor de brújula solo tiene el destino en mente. Sabe dónde quiere llegar, pero no tiene idea de cuál será el proceso para llegar a destino (y puede muchas veces perderse de camino). Se deja llevar por su inspiración.
Por otro lado, el escritor de mapa estructura y planifica todo en detalle antes de comenzar a escribir. Tiene mejores chances de llegar a destino sin desviarse del camino, pero podría estar limitando su creatividad si al ocurrírsele ideas geniales por el camino las descarta porque no van de acuerdo al plan inicial.
El 50/50 sería el escritor que solo planifica en líneas generales, y se deja llevar por la inspiración para llegar a destino, permitiéndose mayor flexibilidad.

Yo me considero en esta última categoría, aunque en un principio inicié como escritora de brújula y solo me sirvió con una par de novelas cortas. En otras me perdí de camino… Me niego a planificar todo demasiado porque luego me resulta más aburrido y no quiero limitar las ideas que me surjan.

¿Y tú? ¿qué tipo de escritor eres?

1 me gusta

Mapa, sin duda. El primer libro lo hice con brújula. Seis años. En once meses publiqué el segundo (con mapa). Siete meses después, estoy a punto de publicar el tercero (mapa).
Se me hace complicadísimo plantarme delante de la hoja en blanco sin saber qué va a pasar. Y, además, es mucho más difícil, porque sin mapa puede que llegue un punto en el que quieres escribir algo y no puedas, porque no es congruente con algo que ya has escrito antes.

1 me gusta

Totalmente, me ha pasado eso. Ahora estoy intentando hacer un buen mapa y no estar tan en el medio. A veces me pasaba de tener ansiedad por escribir y largarme a correr brújula en mano para luego tropezarme de camino y no saber cómo seguir :sweat_smile: Puede servir para obras sencillas, para cuentos. Para personas que escriben rápido y tienen excelente memoria… No sé.

Yo soy brújula —o brújulo :sweat_smile:—. Tampoco me siento delante de la hoja a ver qué sale. El día anterior, suelo planificar la escena del día siguiente. Y, como bien indicáis, tengo más o menos claro el cómo terminar y por dónde pasar.

Eso sí, a medida que avanza la historia, la línea se va definiendo, por lo que en los últimos compases pasaría a ser más del tipo 50/50 que comentáis.

2 Me gusta

En mi caso sería un poco de cada uno. Sí tengo una estructura armada antes de empezar, de construcción psicológica de los personajes y de la trama, tengo decididos los puntos más importantes, el comienzo, los conflictos, los desenlaces… pero no me cierro a eso solamente: muchas veces la historia va cambiando a medida que la voy plasmando y demanda soluciones diferentes a las que había imaginado, y si la fuerzo a continuar la termino arruinando… Tengo que tener cierta flexibilidad.

2 Me gusta