No sé cómo empezar mi historia

¡Hola! Hace mucho no participo en nada de esto (aunque algo me dice que una vez ya hice una pregunta similar) y me da un poco de pudor, pero la verdad es que necesito su ayuda.

Hace meses que tengo una idea instalada en la cabeza, pero por una u otra razón nunca pude sentarme y escribir, como hago usualmente. La cosa es que hace unos días me imaginé exactamente cómo quiero el final de mi historia, siempre en mi cabeza armo el final primero porque, entonces, a medida que voy escribiendo sé hasta dónde tengo que llegar y cómo, pero el problema es que no tengo idea de cómo empezarla, sin inicio no puedo tener final.

Les agradecería mucho si me pudieran dar algún consejo que quizás no contemplé del todo, porque es una historia que vengo pensando hace mucho y de verdad me gustaría escribirla

¡Desde ya muchas gracias y saludos a todos!

A ver qué comentan los demás, @medicinewasted; seguro que te darán buenas orientaciones. Por mi parte, lo que se me ocurre, es que te concentres en la idea que tengas en mente frente a unos folios en blanco (en un ordenador, si no tienes suficiente práctica, te será más difícil). Luego, que te pongas a escribir seguido, sin importar lo que salga, si tiene o no sentido, o si repites la misma palabra una y otra vez. Nada de esto importa: lo único esencial es que escribas seguido, sin parar.

Esta técnica se conoce como escritura automática y sirve para desbloquear el inconsciente, que es el gran motor de las ideas. En los sueños accedemos a él de manera natural; pero, cuando estamos despiertos, es más difícil por el bloqueo de la mente consciente. No obstante, como la velocidad en la que esta procesa la información es mucho más lenta, si le damos caña (como de esta forma que comento), cede el control al inconsciente. Esto pasa también en otras situaciones, por ejemplo, cuando nos encontramos ante un peligro. Pruébalo y a ver si te funciona. :stuck_out_tongue_winking_eye:

5 Me gusta

¡Muchísimas gracias! La verdad nunca probé eso porque lo desconocía, así que no dudo en que me vaya a costar, pero seguramente me va a ayudar bastante, te lo agradezco mucho.

1 me gusta

Sigue la regla de escribir seguido, sin parar, y al cabo de un rato, suelen surgir las cuestiones interesantes. Déjate llevar. :stuck_out_tongue_winking_eye:

3 Me gusta

Para mí @medicinewasted, aquí está la clave de todo.Yo hago igual que tú, pero con lápiz y papel en mano.

Aunque mucho de lo que voy a presentar aquí ya lo sabes, lo haré en beneficio de quien esté comenzando y quiera conocer modos de proceder de otros escritores.

Mis sesiones de pensamiento van de menos a más, en lo que a detalle se refiere. Al principio es para decidir la idea general, el “sobre qué” irá la obra. Hecho esto desarrollo un esquema general, grueso, en el que plasmo los eventos más importantes, la trama principal y las tramas secundarias. Este esquema tiene un importante subproducto: qué personajes son necesarios para que todo ocurra (“NP” en las fotos siguientes, o sea, “nuevo personaje”).

El siguiente paso consiste en desarrollar los personajes -principales y secundarios- en fichas individuales. Para los principales desarrollo vidas completas, cual ficha de psicólogo: nombre; retrato; prosopografía; etopeya; historia personal; familia, anécdotas, etc. Eso ayuda a que cualquiera de sus intervenciones en la trama tenga coherencia.

Con los personajes desarrollados en grado sumo amplío con más detalle la estructura de la obra. Las siguientes fotos corresponden a diagramas de escenas de mi primera novela. Ya no trabajo así, he evolucionado y creado otros procesos y estilos de esquemas, más eficientes y claros pero siempre en papel y lápiz.

Finalizada la etapa de planificación, llega el momento de la escritura pura y dura, con esos papeles colgados frente a mí, en la pared, cuales mapas a seguir.

Gracias a este sistema nunca he sufrido de estancamiento, ni de síndrome de la página en blanco ni nada por el estilo. Al contrario, a mí lo que me falta es tiempo porque, al igual que @villarpinto, ya tengo pensados los siguientes libros a escribir, en mi caso concreto ocho, tarea que requerirá años.

Tu pregunta me llamó la atención porque la novela de los ejemplos también surgió del final. Fue mi ópera prima inspirada en un hecho cierto: un aviador que en pleno vuelo durante la Segunda Guerra Mundial, salió de la cabina y, arrastrándose por fueslaje y alas, apagó un incendio en el motor de estribor. Al conocer esta hazaña me dije que escribiría algo que incluyera eso en el clímax.

Concluiré diciendo que otro de los beneficios de este sistema es que se evita jugar al tetris con el manuscrito una vez terminado. A menos que se tenga mucha experiencia la escritura sin mapa conlleva reingeniería posterior, un arduo trabajo para dar coherencia a la trama, descubrir escenas faltantes, cambiarlas de lugar o eliminar textos redundantes o sobrantes. En mi caso todo eso ha sido estudiado y decidido de antemano.

¡Atención! Quede claro que ningún método es mejor que otro. Son solo caminos distintos para llegar al mismo destino: escribir la mejor obra que seamos capaces de generar en ese momento de nuestra vida.

5 Me gusta

¡Muy currada la planificación, @pzbolivar! En algunas temáticas (en especial, ficción histórica), diría que es esencial.

Efectivamente. En realidad, hay tres grandes técnicas globables a la hora de escribir: por inspiración (la escritura automática se encuadraría dentro de este tipo), planificación (la que comenta @pzbolivar) y una tercera: por imitación.

Esta última también es muy efectiva, válida y recurrente en la literatura. Consiste en tomar de referencia otra obra (generalmente, su trama y estructura) y aplicarla a la nuestra cambiando determinados elementos (como tema y subtemas, argumento…). Una autora destacable en este sentido, además de otros, sería Corín Tellado, por ejemplo: escribió en torno a cinco mil libros, aunque podría decirse también que contó la misma historia de cinco mil maneras distintas cambiando personajes, contexto, acción, etc). :stuck_out_tongue_winking_eye:

4 Me gusta

Quedé alucinado con esa planificación de Esteban. Me encantaría poder hacer algo parecido, pero mi mente divaga y tiende a desviarse aun cuando hago el recorrido en el juego de la oca… :sweat_smile:
Sospecho que se invierte mucho tiempo en este proceso y luego se ahorra, o se maximiza, el tiempo de escritura, pues las revisiones y posteriores correcciones deben de ser mínimas. Me gusta la idea de colgar los papeles en la pared, tenerlos a golpe de vista todo el tiempo. Alguna vez lo intentaré.
¿Cuánto tiempo, usualmente, requiere este proceso de planificación? ¿O cuánto tiempo se le dedica? ¿Hablamos de meses de planificación?

4 Me gusta

Yo diría un par de semanas, quizás un mes. Claro que no estoy contando el periodo anterior, en el que ya puedes tener una idea vaga de lo que vas a escribir y se te van ocurriendo cosas mientras paseas, haces deporte o ves la tele. Esos destellos de lucidez solo hay que apuntarlos y luego ya, llegado el momento de hacer el esquema, encajarlos en la historia.

4 Me gusta

Aparte de lo que comenta @Fede, influye mucho también la temática, complejidad y extensión de la obra, @marcima: hay algunas que exigen mayor planificación que otras; la estructura y tramas que vayamos a desarrollar; y cuán larga vaya a ser la historia (no es lo mismo, por ejemplo, concebir una serie que una saga). Así que, depende. :stuck_out_tongue_winking_eye:

2 Me gusta

Quería agradecerles a todos los que se tomaron un tiempo para leer mi pregunta y compartir sus ideas (buenísimas, para aclarar), en especial a @villarpinto y a @pzbolivar, les agradezco mucho que me hayan brindado esta ayuda, no sólo a mí sino, como bien mencionaron, a quien sea que por ahí pueda tener algún inconveniente a la hora de escribir.
La verdad es que nunca había probado ni un método ni otro, quizás por eso a veces tardo tanto en llevar a cabo una idea, pero siempre se aprende algo nuevo y eso se los agradezco, otra vez. Les aseguro que los voy a intentar!

4 Me gusta

Imagino que también es cuestión de disciplina: desarrollar un método y apegarse a él. Ciertamente me gustaría conseguirlo, como dije antes, y abandonar un poco los vuelos (los infructíferos). Yo sería una especie de escritor de brújula… Quiero decir, un escritor que ha perdido su brújula. :slight_smile:
Entiendo que la temática influye también. La planificación, como decía Villar, debe de ser fundamental en temáticas históricas, por ejemplo. Presumo que Fede anda por los mismos caminos que Esteban. Y es lógico, pues no creo que sea viable (o sencillo, al menos) concebir una historia consistente de 500 páginas si uno anda colgado de las palmeras, como yo.
En el futuro lo intentaré, de nuevo. Trataré de desarrollar una estructura y me obligaré a no escribir nada, bajo amenaza. Veremos qué sale, y si finalmente lo logro… Suelo fracasar bastante cuando hago promesas. :grin:
Gracias por compartir experiencias.
¡Los saludo!

4 Me gusta

Tampoco tiene por qué ser rígido, @marcima; la aplicación de la técnica puede ser pura o mixta. Pongamos un ejemplo:

  1. Se nos ocurre una idea por inspiración y, pensando en ella, nos vienen fragmentos de la obra. Pues los apuntamos y/o los desarrollamos, que es lo que comentaba @Fede.

  2. Acto seguido, recordamos un libro en el nos gustaba cómo desarrollaba una historia parecida. Lo reelemos, nos fijamos en su estructura y trama, y lo imitamos.

  3. Y, finalmente, con todo lo anterior, establecemos la nuestra propia por planificación.

Cada cual debe encontrar su sistema, el que mejor le convenga para su forma de trabajar; y puede ser utilizando un solo método o todos a la vez. Depende de lo que mejor nos venga. :slight_smile:

3 Me gusta

Gracias, Villar, por el seguimiento. Concuerdo en que cada uno desarrolla su sistema o método de acuerdo a la conveniencia. Yo tengo varios libros escritos ya, pero nunca bosquejé de antemano una estructura ni por asomo tan compleja y desarrollada. Y eso sí que debe de ser útil. Quienes escribimos sin ese proceso detrás tendemos a perder bastante tiempo controlando coherencia y consistencia de los personajes, y de la trama en general.
Me gustaría saber cuántas relecturas de control o corrección hacen ustedes a sus libros antes de publicarlos o considerar que ya están listos. Me refiero a una aproximación. ¿Dos relecturas, tres, más de cinco?

3 Me gusta

Es así: lo que a uno le funciona, no tiene por qué valer a otro… Depende mucho también de la proporción de colores que predominen en nosotros (en función del modelo Insights Discovery):

Por lo que cuentas, el amarillo debe ser tu primario, seguido del verde; en cambio, el azul y rojo habría que trabajar en ellos para potenciarlos (si es que sigues el camino de cuenta propia; en ajena, los dos primeros son los importantes: el último par, los trabaja la editorial).

En mi caso, unas veinte, más o menos. Esto incluye relecturas, correcciones y, al menos, dos revisiones auditivas (mediante un lector de voz: el cerebro acaba acostumbrándose visualmente al texto y pasa por alto erratas; en cambio, como para el oído es nuevo, no).

3 Me gusta

¡Qué respuesta rápida, Villar! Muy curioso ese video. Luego trataré de investigar un poco.
Unas veinte relecturas… Eso sí que suena laborioso, y además supongo que demanda su tiempo. Gran dedicación. Por mi parte, también le dedico a cada libro una cantidad insana de relecturas… He llegado a memorizar hojas enteras con el tiempo. :upside_down_face: Por esto mismo es que las erratas en mis libros me provocan dolor de cabeza. Después de tanto esfuerzo… y ahí siguen estando.
También considero que una revisión auditiva ayuda muchísimo. Es increíble cómo a veces el ojo pasa por alto, una y otra vez, algún error que para el oído es muy evidente.

2 Me gusta

¡Hola! ¡Muy interesante lo de las revisiones auditivas!

¿Qué lectores de voz recomiendas? En mi caso, trabajo con Mac.

2 Me gusta

Yo utilizo como motor de voz TextAloud, y la voces son de Loquendo (utilizo las que no son robóticas). No sé si estos programas funcionan en Mac, la verdad. Uso Windows. TextAloud agrega a Word un complemento muy útil para usarlo dentro de Word.
Edit: Perdón que me metí. La pregunta no era para mí :sweat_smile:

2 Me gusta

Muchas gracias! Echaré un vistazo a ver si sirven para Mac :wink:

2 Me gusta

Sí, ja, ja, ja. Ando descansando un poco para impartir el taller, con la mente despejada, a partir del miércoles. Un artículo de aproximación a Insights Discovery podría ser este:

Es fundamental. A mí, la fase azul (corrección y diseño), es la que menos me gusta de todo el proceso ―y creo que es extensible a la mayoría de autores; no conozco a nadie que disfrute con ello―; pero, precisamente por eso, tengo muy pulidos los protocolos para acabar rápido y de manera eficaz.

Contestación parecida la mía a la de @marcima: en Mac, no lo sé (uso el integrado en Word o, en su defecto, cualquiera de los en línea; no memorizo sus nombres porque hay muchos y no tengo preferencia: con que haga el trabajo, me vale).

5 Me gusta

Gracias por ese enlace, Villar. Voy a leer para comprobar si estoy o no dentro del color amarillo. Ciertamente no soy sociable, pero trataré de simular que sí, al menos para completar el ejercicio :grinning_face_with_smiling_eyes:

2 Me gusta