Cedí los derechos de la primera novela de una trilogía

Hace dos años firmé el primer libro de una trilogía con una editorial española que poca o ninguna ayuda me ha brindado. Infortunadamente, cedí los derechos de ese libro por cinco años. Les solicité que llegáramos a un acuerdo para que me devolvieran los derechos, pero se negaron. En ese momento pensé en dejar la trilogía ahí, pero decidí autopublicar el segundo libro en Amazon y ya estoy escribiendo el tercero. Aún no he promocionado la segunda parte porque no tengo claro el camino para hacerlo. Visto esto, ¿cómo promocionar esa segunda novela de la trilogía y, de rebote, hacer que la gente compre o se interese por la primera? ¿Cuál debería ser mi accionar en marketing y promoción? ¿A qué canales debo acudir para que la trilogía no quede en el aire?

1 me gusta

Hola, Lopezrodriguez:

Hay que tener mucho cuidado con la cesión de derechos. Conviene siempre revisar muy bien los contratos de edición y pelear por aquellas cláusulas que no nos convenzan, incluso a riesgo de no publicar con esa editorial y tener que continuar el proceso de búsqueda.

A mi juicio, lo que deberías hacer es encargarte del marketing de las novelas que ya tienes publicadas, tanto de la primera como de la segunda, lo que a su vez abrirá boca para cuando lances la tercera.

Sé que eso implica hacer parte del trabajo de la editorial que tiene los derechos de la primera. Y digo «parte» porque considero que un autor debe siempre encargarse de la promoción de sus obras, incluso aunque cuente con el respaldo de una editorial que vele por su libro. Ten en cuenta que una editorial lanza muchos libros al año, de modo que su esfuerzo de marketing se divide entre todos los títulos que publica; por lo tanto, como escritor, debes ocuparte tú también de que tu libro llegue a sus lectores potenciales.

Por otra parte, vas a recuperar los derechos en unos años, así que esa labor de marketing revertirá en tu beneficio cuando los tengas tú de nuevo. Sin contar con que, como es natural, necesitas que la gente lea el primer libro para que se interesen por los dos restantes.

Así que idea una batería de acciones de marketing encaminadas a promocionar la primera y segunda novela. Lo mejor es que crees sendas páginas de venta en tu web de escritor. Y no olvides anunciar que estás trabajando en el libro que cierra la trilogía.

Si nunca has hecho marketing necesitarás crear tu web de autor, pero antes pensar un poco en tu marca personal de escritor y en tu lector ideal.

Saludos.

3 Me gusta

Muchas gracias por las recomendaciones. Me has dado nuevas perspectivas al respecto.

1 me gusta

Te recomiendo que les mandes un burofax firmado por un abogado. Eso suele asustar a cualquiera.
Si no, shbría que ver el contrato, pero hay fórmulas para anularlo:

  1. Cláusulas abusivas: por ejemplo, que se queden todos los derechos de esta novela para siempre,o de todas las siguientes, etc.
  2. Que no hayan cumplido con su parte: si firmaste por promo y no lo han hecho, si no te han pasado liquidaciones reales (una hoja de excel no sirve, se requiere datos de tirada por la imprenta, de la distribución, etc)
  3. Si aún así se niegan a devolverte los derechos, diles que las vas a publicar por tu cuenta y que te denuncien ellos. Sí, es más arriesgado, pero dudo mucho que quieran meterse en líos por una novela que no te promocionan y (sin desmerecer) quizá no haya vendido mucho. Y tranquilo, los editores no tienen un chat secreto donde pongan una lista negra a los escritores. No se hablan entre ellos casi nunca, salvo en los grandes grupos. Si es una editorial pequeña todo quedará ahí.
    En definitiva, que pelees. Algunas editoriales van por ahí chuleando a los autores y se creen intocables cuando en realidad son unos editores casi piratas y muertos de hambre.
1 me gusta

¡Buenos días, @Lopezrodriguez!

Ignoro si es tu caso, pero te puedo asegurar que, al haber dirigido departamentos de comunicación en editoriales, es bastante común entre autores noveles pensar que, al publicar por cuenta ajena, ya no hay que hacer promoción o apenas (realizar solo una presentación es del todo insuficiente). Es un error muy frecuente por desconocimiento del medio. Cito algunos fragmentos de la Guía para escritores: Cómo promocionar un libro:

«Relacionado con esto, ha de hacerse pues todo lo posible desde el lanzamiento para lograr resultados a corto plazo, en especial, si se publica por cuenta ajena y en uno de los grandes grupos. La razón es sencilla: lo habitual es que la editorial dé mayor respaldo a aquellas obras que se vendan bien desde el principio, relegando al ostracismo las que van quedando rezagadas, asumiendo que las primeras generarán un efecto de bola de nieve mientras que las segundas darán pérdidas. Así suele ser; como en una carrera, cuando se da el pistoletazo de salida, hay que correr. Esto también es crucial para autores que publican en exclusiva en Amazon, ya sea con el objetivo de ser fichados por agencias literarias y editoriales u obtener un rendimiento económico».

«Tampoco hay tiempo para rectificaciones; cada novedad tiene su momento, y si pasa, no vuelve, más aún en la distribución física, donde la rotación y devolución de ejemplares se puede producir en un plazo tan corto como una o dos semanas».

«No es comparable haber vendido mil ejemplares en un sello pequeño que en uno grande por ser muy dispar la inversión realizada y los beneficios obtenidos: para el primero, sería todo un logro, mientras que para el segundo, un fracaso».

Por lo general, cuando no influyen cuestiones extraliterarias o fama, las editoriales harán una promoción básica de todos sus libros, pero solo continuarán con los que despeguen en ventas. Por eso, los escritores que se desentienden de la promoción, suelen acabar vendiendo entre 20 y 200 ejemplares, y olvidados por los departamentos comerciales. Publicar por cuenta ajena no significa que el escritor se quede parado esperando a que le lleguen palés de dinero. No funciona así, y sin embargo, es lo que suele pasar; es la norma entre los que aún no son profesionales e ignoran cómo es en realidad ―de ahí también la dificultad de los noveles por encontrar editorial, porque se da por hecho que ignoran todo esto, como así resulta ser de manera habitual―. Sea cual sea el modo de edición, hay que ir a degüello en la difusión.

Con respecto a recuperar los derechos, tienes que enviar un correo antes de que venza el contrato para notificarles que quieres hacerlo, sino podría renovarse automáticamente por mismo periodo (algo así como pasa con KDP Select si tienes la casilla marcada). Por lo que comentas, pienso que no te pondrán pegas. Seguramente te dirán si quieres comprar en saldo los restos de edición y alguna cosilla más, pero no tienes por qué comprometerte a nada, salvo que así lo quieras.

Tema complicado porque, lo más probable, es que la primera parte ya no esté en librerías sino en el almacén de la distribuidora, y el funcionamiento de las ventas sería, en la práctica, muy similar a bajo demanda. Aun así, hacer promoción nunca está de más. Si no quieres esperar a recuperar los derechos, pues toca promocionar todo lo que puedas (sin hacer spam, claro, que no debe confundirse con una campaña efectiva de difusión).

Espero no haberte desanimado, @Lopezrodriguez; no es mi intención; pero pienso que, como mejor ayudo, es diciendo esto y no limitarme a un simple «ánimo, ya verás como todo se soluciona solo». La realidad es que, salvo excepciones muy puntuales, hay que darle igual de duro o incluso más que publicando por cuenta propia :slight_smile:

1 me gusta

Buenas tardes, Miguel Ángel. No, desanimarme no. Al contrario. Reconozco que cometí un grave error al publicar con esa editorial, que tiene la modalidad de impresión por demanda. Igual, estuve haciendo una fuerte promoción en medios acá en Colombia, pero las condiciones de envío de libros físicos desde Sevilla dieron al traste con todo. Debido a que ese primer libro es el comienzo de una trilogía, el perjucio ha sido mayor. Igual, publiqué en Amazon el segundo tomo y ya estoy terminando de escribir el tercero. Estuve indagando en la legislación española (que es la que me cobija debido a que el contrato especifica que todo el tema legal se somete a dichas leyes debido a que los servicios editoriales son realizados en esa ciudad ibérica). En esa revisión de la Ley de Propiedad Intelectual encontré un artículo que me permite publicar la primera parte, a pesar de la cesión hecha de los derechos de explotación, bajo el Derecho de Colecciones escogidas u obras completas.

1 me gusta

Siempre puedes consultar a un abogado especializado en propiedad intelectual. Para lo que quieres hacer, sería conveniente. No suelen cobrar más de 50€ por consulta (iniciar un proceso judicial ya sería otro asunto).

Uf… Sí que se han puesto peor las cosas de lo que sabía… Las tiradas en editoriales pequeñas habían bajado mucho en los últimos tiempos, del rango de 50-100 ejemplares, pero imprimir solo bajo demanda, tela…

De todas formas, todo tiene su lado positivo, y esto no es una excepción: publicar por cuenta ajena conlleva muchas ventajas, tal vez no ecónomicas directas como en este caso, pero sí indirectas, como comentaba en el hilo correspondiente: ¿Ventajas y desventajas de la autopublicación con respecto a una editorial?

En cualquier caso, ¡ánimo! ¡Créeme, esos cinco (tres ya) años se te pasarán volando, antes de lo que crees! ¡Mientras, sigue escribiendo! :slight_smile:

1 me gusta

Buenas tardes, Claus. A raíz de lo que me señalas, he estado revisando el contrato y encuentro, a pesar de ser ventajoso y leonino, varios vacíos que me favorecen. Juega a mi favor también que, a pesar de que el primer libro publicado con ellos ya no tiene contrato de edición vigente desde hace casi un año, lo siguen ofreciendo bajo su sello en diferentes plataformas físicas y digitales. Incluso, en su sitio web.

Me pasó hace muchos años con un primer libro infantil. La editorial, chiquita, no me generaba nada en cuanto a ventas. Me entregaba los libros impresos y luego yo me ocupaba de venderlos, como ya venía haciendo con los de poesía.

Sin embargo me sirvió para aprender y mejorar unas cuantas cosas acerca de la publicación de un libro y, lo más importante, me permitió conocer a la ilustradora con la que luego trabajamos en otros proyectos, ya sin la editorial.

Así, decidí embarcarme solo en el segundo libro de la serie. Continuaba el anterior pero se podía leer sin problemas. Lo vendí. Agoté una tirada. Otra. Escribí y publiqué el tercer libro de la serie. Siempre con la misma dibujante. También lo agoté. Los lectores me pedían el primero. Publiqué un cuarto, independiente, también infantil pero de otro tema. Me seguían pidiendo el primero.

Cuando me quise acordar, se había terminado el plazo del contrato con la editorial, y entonces lo edité ahora sí por mi cuenta.

En resumen. Paciencia y a seguir escribiendo. Ya vas a volver a tener esos derechos. Se lo podés contar abiertamente a los lectores, si te preguntan. No pasa nada. Ellos leen tus otras publicaciones mientras tanto.

Un abrazo!

3 Me gusta

Te daría varios «me gusta» si se pudiera, @Alejandro.Laurenza. Esa energía y actitud te llevarán lejos, estoy seguro :slight_smile:

2 Me gusta

En la misma línea, he continuado con la trilogía y ya he publicado el segundo tomo. Un impasse con una editorial no me va a detener.

2 Me gusta

Excelente! Ya vas a poder publicar también el libro anterior. Mientras tanto generás expectativa. :blush:

2 Me gusta

Lo bonito de comunidades como esta es que, aparte de aprender unos de otros, las experiencias seguro que también son compartidas, y eso es un refuerzo moral importante. Lo malo es que, mientras andamos por aquí, no escribimos, ja, ja, ja. Pero bueno, también es positivo recordar de cuando en cuando que, además de autores, somos humanos, y que la vida no solo transcurre entre páginas en blanco y letras :slight_smile:

3 Me gusta