Utilizar tu propio nombre y títulos como palabras clave en anuncios

Colegas, una pregunta con segundas:
¿Incluís el nombre del autor y el título de la obra (y sus variantes) entre las palabras clave?

1 me gusta

Sí. Y con buenos resultados. Me rechinaba al principio, ya que pensaba que estaba pagando por una visibilidad que iba a obtener de todas formas, pero @Cristian lo defendió y la verdad es que son clicks baratos que dan bastantes ventas.

2 Me gusta

Yo he pasado por diferentes “fases” con respecto a esto. Por momento pensé que no tenía ningún sentido y por otros, que era importante hacerlo. Hoy creo que sí, que hay que hacerlo, pero con pujas bajas.

2 Me gusta

Ya que nuestro moderador @Cristian creó un tema con la pregunta que hice otro hilo, me explicaré.
El año pasado, cuando publiqué una novela, entre las acciones de promoción estaba una campaña automática de anuncios. Cuando a los pocos días la revisé vi que las tres ventas generadas provenían del search term “Esteban Pérez Bolívar” o sea, gente que había introducido mi nombre completo en el buscador y al hacer clic (en el anuncio que aparecía de primero en la lista), yo pagaba por eso.
Un pago innecesario, porque el que pone el título de un libro o el nombre de un autor ya está interesado en ellos y tiene intención de comprar.

image

De inmediato suspendí la campaña.
Desde entonces el libro se ha vendido muy bien gracias a mis acciones de marketing las cuales, como varios de vosotros sabéis, giran alrededor de un podcast.
Con el tiempo activé otra campaña, manual, sin palabras relacionadas con el título o mi nombre. Las ventas han sido ínfimas en comparación con las generadas por mí. El precio promedio por clic ha sido de 0,10 € con palabras clave del tipo “novelas de guerra”, “batallas” y otras por el estilo. Los nombres de otros autores si bien generan muchísimas impresiones y uno que otro clic, no producen ventas. Eso me induce a pensar que quien introduce un nombre quiere comprar libros de ese autor y no de otro.
En conclusión, la campaña funciona y mientras se pague a sí misma la mantendré operativa. Una vez depuradas la lista de palabras clave y la lista de palabras negativas, la campaña se convierte en un instrumento útil que se puede activar o desactivar dependiendo de las circunstancias.
Útil siempre que, como recomienda @cristian, las pujas se mantengan bajas.

1 me gusta

Hay quien lo considera un anuncio “defensivo”. Es decir, si el autor A hace anuncios usando el nombre del autor B como palabra clave, cuando un lector busca a B, puede terminar “distrayéndose” con el anuncio del libro de A.

Pero yo estoy de acuerdo con vos, @pzbolivar. Si alguien pone mi nombre, es que quiere mi libro. Por eso pongo pujas bajas.

1 me gusta

Entiendo el punto @cristian, esta información me viene muy bien. Voy a volver a ajustar la campaña para eliminar de entre mis palabras clave los nombres de autores afines. Ambos perdemos: el clic en mi invasivo anuncio puede hacerles perder una venta.
Venta que a su vez yo no hago, al menos en mi caso.
La dejaré solo con palabras genéricas, las que usa la gente para pasear por esos ciberanaqueles, los equivalentes al pasillo de una librería.

Pues quitar los autores afines me parece un gran error. Justo esas son tus mejores palabras.

Todo depende del propósito de la campaña tal y como ellos mismos indican en sus instrucciones. Si fuera para generar visibilidad, serían buenas palabras, pero para vender no, al menos en mi caso. La meta de la campaña que creé es vender y los nombres de los autores no han generado ni una sola venta.
Regresando a la visibilidad, pagar X céntimos para que alguien sepa que existo tampoco me parece muy eficiente comparado con mi método de promoción el cual, amén de darme a conocer a personas cien por cien interesadas en el tema, me sale gratis en lo que a dinero se refiere. En lo que sí es costoso es en tiempo, pero eso lo tengo asumido y forma parte de mi plan de marketing.

Creo que la palabra clave de todo esto es “escalabilidad”. Toda estrategia de márketing tiene un límite (cualquiera). Pero quizás las que son gratuitas (en dinero, no en tiempo) son las que tengan el límite más bajo. Por ejemplo, pagando publicidad en Facebook se puede llegar a millones y millones de personas. Otra cosa es que hagamos mal la segmentación y no lleguemos a las personas realmente interesadas en nuestro libro (ese es el Santo Grial de todo esto). Quizás, @pzbolivar, en este momento tu estrategia actual te sirve, pero en algún momento puede ser que veas un techo y tengas que explorar otra. Entonces, lo que dice @Javier_Salazar_Calle te será de mucha utilidad.

Por el contrario, cuando uno sólo se centra en anuncios de Amazon, puede lelgar un momento en el que se nos acaben las palabras claves y las ideas y no podamos seguir creciendo. Quizás ahí es cuando será necesario considerar otros canales, como por ejemplo el original podcast de @pzbolivar.

2 Me gusta