Ceder los derechos en papel a la editorial y reservarse los derechos del ebook

Hola:
He leído que algunos autores optan, a la hora de firmar con una editorial, por ceder los derechos en papel pero quedarse con los del libro en digital. No sé si es una práctica muy habitual, pero me parece una opción muy interesante. Sin embargo, mención aparte del hecho de cómo podría una editorial aceptar una propuesta así (entre otras cosas, ¿no se harían competencia directa, el autor y ella?), me surgen varias dudas: ¿qué archivo usaría el autor para autopublicar el ebook? ¿Es el mismo que el que usaría la editorial para la publicación en papel? (Corregido por ella, se entiende). No creo que haya muchas editoriales que acepten pagar a un corrector para que un autor se lleve el trabajo para su beneficio, ¿no? Y si cada parte utiliza un texto corregido cada uno por su lado… ¿eso no crearía discrepancias en el mismo? Cada corrector tiene su librillo… Y otra duda es la cuestión de la portada: ambas versiones deberían tener la misma, ¿no? Pero entonces: ¿quién la paga? ¿La editorial, y se la cede al autor? ¿O cómo funciona eso?
Gracias y un saludo.

Hola Alicia,

Tengo respuestas a algunas de tus preguntas, pero no a todas. Quizás haya otros autores que puedan ayudarnos. Vamos a ello:

He leído que algunos autores optan, a la hora de firmar con una editorial, por ceder los derechos en papel pero quedarse con los del libro en digital. No sé si es una práctica muy habitual, pero me parece una opción muy interesante.

Esta práctica no es PARA NADA habitual. Pero eso está cambiando de a poco. Hay editoriales que hoy por hoy no accederían a eso por nada del mundo y hay otras que están dispuestas a tener la conversación. Te lo digo por experiencia propia (tanto con unas como las otras). No necesariamente las más grandes dicen que sí y las más pequeñas que no. Hay de todo.

Sin embargo, mención aparte del hecho de cómo podría una editorial aceptar una propuesta así (entre otras cosas, ¿no se harían competencia directa, el autor y ella?).

Esa es una forma de verlo. La otra es que no :slight_smile: Conozco a varios autores que han firmado con esta modalidad. Cuando este tipo de contratos llega a buen puerto es porque la editorial entiende que el negocio lo va a hacer con el papel, y que el digital y el papel son dos mundos aparte. Y en todo caso las “pérdidas” que este tipo de arreglo le puedan ocasionar se ven compensadas por la ganancia de tener fichado a ese autor.

Muchas gracias por tu respuesta, Cristian. Imagino que todo es cuestión de que ambas partes se sienten a hablarlo. Me sigue chocando, pero veo que sí hay quien lo hace. Imagino que en ese pacto se llegará también a un acuerdo en cuanto al tema de usar la misma portada y el texto corregido, porque sería contraproducente usar dos distintos. O, como mínimo, confuso para el lector.
Gracias y un saludo

Creo que en este tema todavía estamos en la etapa “Lejano Oeste”, sin reglas. Pero en unos años, habrán usos y costumbres de la industria también para esto.

La editorial que publicó mi novela Las Sombras de Bécquer (editorial Atlantis) me ofreció esta posibilidad de entrada, y ellos son una editorial extremadamente pequeña, pero tampoco sé si es una práctica habitual porque bajo mi punto de vista, ellos no representan una editorial “real”. No hicieron ningún trabajo de promoción de mi novela y preferí rescindir el contrato con ellos pasado un año, así que ignoro cuál será la práctica de las grandes editoriales. Bajo mi punto de vista es genial que te permitan guardar los derechos digitales :slight_smile:

1 me gusta